viernes, 26 de diciembre de 2008

fuego en la sangre la novela del 2008


"Fuego en la sangre" la mejor telenovela
"Fuego en la Sangre" puede ser definida por aquel dicho que versa: ‘O la amas o la odias’. A pesar de todo, se convirtió en la historia más vista en 2008 Por: Aracely
“Fuego en la Sangre” se colocó como una de las historias preferidas en 2008, con todo y sus situaciones inverosímiles, una historia que para el gusto de muchos, se alargó más de lo necesario y se vio como una “nueva versión” de los Tres García.La producción de Salvador Mejía, con Adela Noriega y Eduardo Yáñez en los roles estelares, se mantuvo siempre por encima de los 30 puntos de rating lo que la colocó como una de las tramas más seguidas por la tele audiencia en toda la historia de la televisión en México.La preferencia del público la favoreció, no obstante, que desde un principio, se criticó al productor por los errores en la edición, el vestuario que no lograba situarse en una época clara y, por si eso fuera poco, actuaciones exageradas por parte de la mayoría de los integrantes del elenco.Desnudos y escándalosUno de los grandes recursos de Mejía, para atrapar a los amantes del género, fue poner al descubierto los encantos de sus protagonistas masculinos, “Los Hermanos Reyes”: Eduardo Yánez, Pablo Montero y Jorge Salinas.Los tres panaderos, a la menor provocación aparecían mostrando piel, con sus torsos desnudos, aunque se tratara de las escenas en donde deberían de estar higiénicamente preparando sus productos.Ya ni qué decir de las escenas de cama o bien de las que tenían en el río, en donde se mostraban de manera bastante generosa.La actuación de Ninel Conde como “Rosario” fue otro de los recursos de la producción.La intérprete no se cansó de contonearse en escasa indumentaria al ritmo de “Bombón Asesino” en lo que se suponía una modesta cantina de pueblo. A pesar de estar en un pueblo casi casi perdido, ella siempre aparecía impecablemente maquillada, con un glamoroso y diminuto vestuario, en medio de neblina artificial y fuegos pirotécnicos. Los absurdosDe repente, “Fuego en La Sangre” estuvo llena de absurdos como algunas escenas de acción. Hombres de plástico que soportaban caídas de metros y seguían con vida u otros a los que les vaciaban un revólver encima y salían sin un rasguño.A pesar de todo, la historia, “remarke” de la colombiana “Pasión de Gavilanes” se colocó como la favorita del año que está por concluir.Coahuilenses en el repartoDos talentos coahuilenses estuvieron en esta historia que resultó una de las más vistas: Pablo Montero y Susana Zabaleta.Pablo se encargó de personificar a “Franco” uno de los tres “Hermanos Reyes” y Zabaleta dio vida a la sensual “Ruth”.En varias ocasiones se rumoró que la participación de Montero podría concluir en la telenovela por sus líos con la justicia norteamericana, sin embargo, logró concluir su personaje.Mientras que Susana entró a reforzar la trama como una villana muy sexy, que andaba tras los huesitos, o mejor dicho los músculos, de “Juan Reyes” (Yáñez), el interés amoroso de la sufrida “Sofía”, Adela Noriega

No hay comentarios:

Publicar un comentario